22 junio, 2018

Naturopatía

La Naturopatía es una técnica utilizada para mejorar la salud del individuo potenciando los mecanismos de adaptación que éste tiene.

Estamos inmersos en un ritmo de vida que interactúan muchos factores como la falta de sueño, la falta de ejercicio y respirar aire fresco, una dieta insuficiente e inadecuada, contaminación ambiental, tensiones físicas y emocionales, emociones negativas … Todo esto produce desequilibrios en el organismo que alteran el sistema inmunológico, el sistema nervioso y el endocrino impidiendo la autocuración a través de síntomas que nosotros mismos no dejamos que se muestren. Esta técnica lo que pretende es potenciar la acción del organismo para llegar a un estado saludable, para ello se utiliza complementos naturales que ayudan a mejorar la función de estos tres sistemas.

Su aplicación no es agresiva, ni dolorosa, no contamina, no requiere ni tratamientos peligrosos con aparatos y es de empleo fácil, universal y muy económico.

Para que fluya la energía en nuestro organismo y nuestro cuerpo y mente estén interaccionados se utilizan muchas técnicas naturales como:

  • Dietética: utilización de los alimentos que nos ofrece la Naturaleza en el tiempo y condiciones en que lo hace, con la mínima indispensable intervención de procedimientos artificiales, para la búsqueda del equilibrio.
  • Fitoterapia: utilización de las plantas con fines preventivos o coadyuvantes de alteraciones de la salud.
  • Flores de Bach: utilización del rocío de ciertas flores para potenciar las defensas del organismo y ayudar a alteraciones psicológicas como ansiedades, miedos, cansancio, estrés …
  • Homeopatía: utilización de preparados muy diluidos que pretenden crear los mismos síntomas que tiene el paciente en ese momento, asumiendo que lo que causa determinados síntomas puede curarse con algo que cause esos mismos síntomas.
  • Oligoterapia: uso de minerales y metales presentes en nuestro organismo en cantidades muy pequeñas que activan las funciones especialmente enzimáticas de los órganos a nivel celular. La terapia con oligoelementos es principalmente de tipo funcional. Es decir, se utilizan cuando hay alteración en el funcionamiento de los órganos o del estado interno, sin haber llegado todavía al punto en que aparezca una lesión.
  • Hidroterapia: es el uso del agua con fines terapéuticos: chorros, baños, sauna, enemas, maniluvios, pediluvios, ingestión de agua …
  • Reflexoterapia: masaje que se realiza en las extremidades del cuerpo influyendo así, en las zonas donde más terminaciones nerviosas hay.
  • Acupuntura: estimulación a través de las agujas para que la energía fluya por todo el organismo y no se bloquee o debilite. Es muy eficaz en tratamientos donde hay dolor.
  • Aromaterapia: utilización de aceites esenciales provenientes del mundo vegetal, que tanto inhalados, como de forma externa, como ingeridos (con precaución y guiado por un profesional) tienen una acción sobre los procesos físicos-anímicos del individuo y el uso en la cosmética.

Y muchísimas otras técnicas que nos ayudan a buscar un equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu.