Qué pasa con la diabetes Mellitus tipo I

Qué pasa con la diabetes Mellitus tipo I

Me parece imprescindible entender qué está pasando en el organismo y a partir de ahí como ayudarle de forma natural con la alimentación y las plantas.

¿De qué se trata?

  • De un manejo incorrecto de la glucosa en sangre.

La diabetes Tipo I se suele iniciar al final de la infancia (8-12 años), pero puede comenzar a cualquier edad.

Y esta alteración consta de que el páncreas segrega muy poca insulina (la insulina es una sustancia que se encarga de transportar glucosa a todas las células para que puedan vivir y realizar sus funciones y es secretada por el páncreas cuando se detecta glucosa/azúcar en sangre debido a los alimentos ingeridos) al comienzo y termina por dejar se segregar insulina, a medida que se reduce la insulina en sangre, la glucemia es más alta porque ya la glucosa/azúcar no se mete en las células y sobre todo después de comer y el exceso de glucosa ha de ser eliminado por orina a través del riñón. Por ello, el término Diabetes significa “Flujo mucha orina” y Mellitus significa “dulce”.

Parece ser que una de las causas es genética y otra que puede comenzar con un trastorno inmunitario donde se destruye las células beta del páncreas (son las células productoras de insulina) debido a un virus o una proteína extraña.

Al final el páncreas pierde toda su capacidad para sintetizar insulina. Un trasplante no es la solución definitiva porque puede que el proceso inmunitario (si es debido a ello) vuelva a ocurrir.

Su tratamiento ha de ser inyectándose insulina (extraída del caballo) para que ésta, sirva de transporte para introducir el azúcar en todas las células del organismo.

¿Qué síntomas aparecen?

  • Necesidad de estar orinando continuamente.
  • Sensación excesiva de hambre.
  • Pérdida de peso corporal.
  • Problemas en la cicatrización en las heridas.
  • Cambios bruscos de humor.
  • Picazón en todo el cuerpo.

¿Cómo se le puede ayudar con la terapia natural?

  • Hábitos alimentarios
  • El ejercicio regular, mejora la captación de glucosa por los músculos y esto reduce los niveles de glucosa en sangre.
  • Plantas que ayuden a evitar grandes picos de glucemia en sangre como la centaura, nogal …
  • Plantas ricas en fibra que ralenticen la absorción de glucosa en el intestino como la alholva, lino, malva, llantén …
  • Plantas depurativas que ayuden a purificar la sangre y así no mantener a largo plazo niveles de azúcar en sangre altos como ortiga verde, cola de caballo, bardana …
  • Plantas que ayuden a mejorar la circulación ya que es un aparato muy dañado por el exceso de azúcar circulante como el arándano, castaño de Indias …

Medidas Dietéticas:

  • A este tipo de Diabetes las medidas dietéticas son muy importantes, pero no tanto como en la diabetes tipo II, porque la insulina seguirá necesitándola de por vida:
  • Se han de hacer comidas regulares (3 comidas principales) y 1-2 tentempiés con una regulación de los hidratos de Carbono, es decir, deberemos controlar los hidratos de carbono en cada comida. Cuando nos referimos a controlar no significa eliminar ya que nuestro cerebro y todo el cuerpo necesita glucosa y además ante la inyección de la insulina sino hemos ingerido hidratos de Carbono nos bajara mucho el nivel de glucosa en sangre y padeceremos una hipoglucemia.
  • Organizaremos el consumo de proteínas y grasas para potenciar la acción de la insulina.
  • Deberemos evitar alimentos muy ricos en azúcares de absorción rápida para no desajustar la insulina inyectada, como: bebidas azucaradas, bollería industrial, chucherías, frutas secas ….

Cuando hablamos de la Diabetes tipo I, es muy difícil calcular de primera, los hidratos de Carbono necesarios para que los niveles de glucosa en sangre no fluctúen demasiado, al principio deberá ir “probando” junto con la ayuda del médico para averiguar cuantas unidades de insulina ha de inyectarse. Si en algún momento nuestra alimentación no ha sido la correcta y nos hemos pasado de hidratos de carbono o no hemos consumido los suficientes, habrá que valorar con la ayuda del médico reduciendo o aumentando las unidades de insulina, cuando ya el diabético va conociéndose y va aprendiendo lo hará él solo.

Los Diabéticos tipo I están muy familiarizados y suelen seleccionar muy bien los alimentos, especialmente porque llevan desde niños aprendiendo a comer “bien”.

Una diabetes mal controlada puede derivar en un cetoacedosis, esto se da cuando las células comienzan a quemar grasa para obtener energía en un largo período de tiempo y provoca unas sustancias de desecho llamadas cetonas que se eliminan por orina junto con Sodio y Potasio. Y esto puede provocar una deshidratación, un desequilibrio iónico, coma e incluso la muerte.

Otras complicaciones de la diabetes son las enfermedades degenerativas: ceguera, alteraciones renales, enfermedades coronarias, lesiones nerviosas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *